CRUDO: WTI 86,53 - BRENT 92,34   |   DIVISAS: DOLAR 141,75 - EURO: 142,75 - REAL: 28,20   |   MINERALES: ORO 1.835,10 - PLATA: 20,12 - COBRE: 3,62


Los debates sobre la producción de hidrocarburos y la transición energética

27/06/2022 | ENERGIA | Actualidad | 622 lecturas | 15 Votos



Con el anuncio de la exploración del Mar Argentino se abrieron nuevos debates sobre la industria hidrocarburífera. Existen dos cuestionamientos a la actividad: el ambientalista y el negacionista.




La posibilidad de encontrar y explotar nuevos yacimientos de hidrocarburos en el mar argentino han reabierto un debate sobre la industria del petróleo y gas . Quienes la cuestionan ponen por delante los riesgos asociados que trae la exploración, producción, y transporte de hidrocarburos, además de sus efectos sobre el calentamiento global. En general existen dos clases de cuestionamientos : la del ambientalismo que brega por exigir a la industria mayores resguardos ambientales, y la del negacionismo que directamente se opone a la búsqueda y producción de hidrocarburos. 

El negacionismo conlleva ciertas dosis de contradicción entre lo teorizado y la práctica diaria. Los argentinos de este siglo, nos levantamos por la mañana, encendemos luces, prendemos el celular, calentamos el desayuno, nos bañamos con agua caliente, nos vestimos con prendas y calzado con fibras sintéticas, bajamos en ascensor, y subimos a un auto o transporte público para trasladarnos. 

En apenas la primera hora de nuestro día, ya hicimos uso de energía eléctrica, gas, combustibles líquidos, y elementos derivados del petróleo en artefactos, utensilios y vestimenta. Se puede alegar que hay comunidades primitivas que viven sin estas comodidades y en armonía con la naturaleza. Aunque, si se corta un árbol para construir una choza, se caza o pesca un animal para comer y se lo cocina con leña, ese hombre primitivo también habrá alterado el estado virgen de la naturaleza . El fuego la energía básica, fue domesticado hace 400 mil años , cuando el hombre de la edad de piedra inventó el primitivo encendedor, compuesto por una varilla que frota una madera plana; o la percusión de dos piedras tipo pirita que arrojan chispas. 

Domesticar el fuego, poder llevarlo dentro de la cueva o el refugio, le permitió extender la vida social de noche , defenderse de los predadores, cocinar los alimentos y así transformar su anatomía. Casi lo mismo que hacemos nosotros. Solo que en lugar de reducir los maxilares y agrandar el cerebro como hicieron nuestros ancestros; ahora acumulamos algunos kilos de más. Ese fuego producido por leña, evolucionó primero quemando carbón, luego grasas y aceites de animales (cerdos, ballenas y focas) y finalmente petróleo y gas. 

El barco a vela y el molino aprovecharon la energía del viento para producir movimiento. Este breve recuento desde la prehistoria nos lleva a hacernos una pregunta. ¿Se puede vivir sin energía y sin productos derivados de petróleo? Un 98% de nosotros dirá: “imposible”. Y tal vez, el 1 o 2%, soñará irse a la selva o la montaña, con un mínimo de plástico: tarjeta de crédito y tarjeta de prepaga . Porque, ya vimos en el reality de vivir desnudos en la selva, que, cuando alguien se accidenta o se enferma mal, lo suben al helicóptero y lo llevan al hospital. Somos seres fisiológicamente adaptados a la vida urbana . 

Pero también hemos construido una sociedad del consumo excesivo y derroche; y ese es el aspecto negativo del mundo actual. En esto juega un papel importantísimo el pensamiento y acción ambiental; promoviendo pautas de consumo más austeras, modos de producción más limpios, reciclajes, el cuidado del medio ambiente, y necesariamente una equitativa y justa distribución de la riqueza. Vivimos en una sociedad espacialmente desigual . Según datos del Banco Mundial el 40% de la población mundial vive con menos de 160 dólares mensuales y el 10% con menos de 60 dólares al mes.

Fuente: Diario Río Negro

623 lecturas | Ver más notas de la sección Actualidad


NOTICIAS MÁS LEÍDAS de Actualidad