CRUDO: WTI 65,69 - BRENT 68,88   |   DIVISAS: DOLAR 98,75 - EURO: 114,50 - REAL: 18,50   |   MINERALES: ORO 1.784,95 - PLATA: 26,82 - COBRE: 4,51


"No capitalizar Vaca Muerta significaría un enorme fracaso colectivo"

19/04/2021 | ARGENTINA | Notas Destacadas | 362 lecturas | 21 Votos



Entrevista con Rodrigo Álvarez, economista




La economía nacional no encuentra tregua. A los ya conocidos y alarmantes datos de pobreza, se sumó esta semana el salto en la inflación durante marzo y una nueva ronda de restricciones por el Covid. Para analizar la coyuntura, PULSO dialogó con el economista y consultor Rodrigo Álvarez. 

PREGUNTA: ¿Cómo analiza la política económica del gobierno tras un año de pandemia?

RESPUESTA: En un inicio hubo una subestimación de los costos económicos de la pandemia. La distribución del ajuste no fue equilibrada; el sector privado hoy tiene que cargar con una mochila demasiado pesada. Por último, el doble comando entre el BCRA y Economía durante los meses de mayor tensión cambiaria tuvo costos que todavía estamos pagando en términos de aceleración inflacionaria, deterioro social y en la caída de la imagen de algunos funcionarios. En el haber, se destaca un razonable acuerdo sobre la deuda externa en plena pandemia y en relativamente poco tiempo.

En la fase de recuperación hay que diferenciar lo que se dice de lo que se hace. Las expresiones de una parte de la coalición de gobierno muchas veces no contribuyen en la alineación de expectativas. No hay una voz que coordine. Pero se esta trabajando con cierta prudencia fiscal; habiendo acomodado buena parte del gasto como las jubilaciones en trayectorias sostenibles queda margen para apuntar a una meta digerible para el FMI. También, en un silencio discutible, el Banco Central absorbió prácticamente la totalidad de pesos excedentes y estabilizó la Aún así, hay un freno indiscriminado a importaciones de insumos y pareciera que la única herramienta para frenar la inflación son los controles de precios. A esta altura debería estar claro que contener los precios depende de una política integral coordinada entre el Banco Central y el Tesoro. 

P: ¿Cuál cree que es la principal variable macroeconómica en este contexto?

R: En el actual contexto, y luego de los anuncios de esta semana, la política de administración de la cuarentena es la clave. En términos estructurales el principal desafío es volver a crecer de manera sostenida. 

P: ¿Cree que es correcto extremar las medidas?

R: No se trata sólo de medidas sanitarias, sino de su impacto sobre el humor social y la economía. Estoy convencido que hubo un aprendizaje de los errores del año pasado. El desafío sigue siendo que la intervención sea quirúrgica para minimizar los costos económicos y moderar el impacto de la segunda ola. No hay margen para volver a las recetas del año pasado, el gobierno deberá ser mucho más creativo y eficiente en esta oportunidad. 

P: ¿Existe margen para una nueva etapa de restricciones?

R: El margen económico es muy limitado. Si se vuelve a recurrir a la emisión monetaria para financiar la ayuda nos enfrentamos al riesgo de un nuevo salto del tipo de cambio y a una nueva aceleración inflacionaria partiendo de niveles ya muy elevados de inflación. No creo que el gobierno quiera tomar ese camino; es parte del costoso aprendizaje que dejó 2020. 

P: ¿Cree que habrá acuerdo con el Club de París?

R: El Club de París exige que haya un aval del FMI para avanzar en una eventual renegociación. Como no veo que ese acuerdo llegue antes de las elecciones, es probable que se busque posponer los pagos hasta que haya una solución definitiva. El default no puede ser una alternativa. P: ¿Puede la estructura económica soportar en este contexto las reformas que exigiría el FMI?R: Buena parte de esas reformas ya se hicieron de facto. La reforma laboral en versión light se logró con la flexibilidad en las negociaciones paritarias y la reforma previsional está hecha. Hay pendiente una reforma fiscal que seguramente llegue con el nuevo Congreso. El principal desafío será mostrar un plan consistente en el que se pueda crecer de manera sostenida acumulando reservas internacionales para afrontar los compromisos con el organismo y el sector privado. Esto nunca fue posible con Cepo y brecha cambiaria. 

P: ¿Qué observa en cuanto a la economía real de Neuquén?

R: La coyuntura internacional acompaña y este puede ser un año de marcada reactivación para la provincia. La inversión de las principales operadoras podría triplicar los registros de 2020 pero es importante que toda la sociedad entienda que la provincia es extremadamente dependiente de la industria de gas y petróleo, hasta que pueda diversificar su estructura productiva. En este sentido los conflictos que paralizan la actividad condicionan las perspectivas de reactivación, no sólo los ingresos de las operadoras.(...)

Fuente: Diario Río Negro

363 lecturas | Ver más notas de la sección Notas Destacadas


NOTICIAS MÁS LEÍDAS de Notas Destacadas