CRUDO: WTI 53,36 - BRENT 59,42   |   DIVISAS: DOLAR 59,50 - EURO: 67,10 - REAL: 15,40   |   MINERALES: ORO 1.484,45 - PLATA: 17,13 - COBRE: 2,59


Vaca Muerta, cuidados y desafíos ambientales

04/09/2019 | ARGENTINA | Actualidad | 1160 lecturas | 15 Votos



Qué impacto ambiental tienen las prácticas actuales de perforación y producción en las zonas de operaciones.




En 2011, una evaluaci√≥n realizada por el Departamento de Energ√≠a de Estados Unidos calific√≥ el potencial de la formaci√≥n Vaca Muerta como uno de los m√°s promisorios del mundo. 

¬ŅPor qu√©? Los motivos son varios. Y se relacionan con su extensi√≥n, espesor y caracterizaci√≥n mineral√≥gica; hasta con la historia geol√≥gica de la Cuenca Neuquina, que asegura diversos grados de madurez en distintas zonas y permite dirigir las explotaciones hacia la producci√≥n de gas o petr√≥leos livianos a medianos.Tambi√©n sobresalen otros aspectos muy relevantes que debemos contemplar en proyectos de esta magnitud: la ubicaci√≥n en una regi√≥n con extensiones de terreno y r√≠os caudalosos que posibilitan desarrollos sin interferir con emprendimientos agrarios o emplazamientos urbanos; disponibilidad de infraestructura b√°sica que deber√° crecer en la medida en que se sumen proyectos; una sociedad familiarizada con la industria por m√°s de un siglo de explotaciones de petr√≥leo y gas; y fundamentalmente conocimiento y experiencia de miles de t√©cnicos especialistas y la incorporaci√≥n de las nuevas generaciones.

Mitos y verdades de Vaca Muerta: conocé los secretos de la fuente de energía clave en Argentina

El fracturamiento de formaciones es una pr√°ctica habitual que se ha aplicado en la industria durante d√©cadas con el objetivo de mejorar la productividad en rocas reservorio poco permeables. Lo que cambia con relaci√≥n a Vaca Muerta es la escala necesaria, porque la roca es extremadamente cerrada y romperla requiere de la inyecci√≥n de agua a mayor presi√≥n y caudal. Tampoco pueden fracturarse pozos de 2500 metros o m√°s de tramo horizontal en una sola operaci√≥n y hay que apoyarse en t√©cnicas que permitan hacerlo en m√ļltiples etapas.Son entre ocho y diez los productos qu√≠micos que se adicionan al agua de fractura. 

El principal es el agente espesante o gelificante necesario para generar capacidad de transporte de la arena, normalmente goma guar, un producto natural usado en alimentaci√≥n u otros similares. El agente de sost√©n de la fractura es arena de r√≠o seleccionada, actualmente de producci√≥n nacional, y se adicionan otros qu√≠micos para dar consistencia al gel, controlar la acidez, bactericidas, anticorrosivos, tensioactivos y otros espec√≠ficos. Es importante se√Īalar que ninguno es radioactivo, cancer√≠geno ni teratog√©nico, aunque pueden ser t√≥xicos como otros productos industriales y deben manejarse siguiendo normas y regulaciones que impiden que entren en contacto con el suelo y el agua superficial.Siguiendo normas ambientales vigentes, el fluido que retorna de los pozos se recoge en recipientes cerrados y se deriva a recintos habilitados para su tratamiento y reutilizaci√≥n. Nunca deber√≠a entrar en contacto con el medio, pero si ocurriera un incidente, todo el suelo contactado se debiera aislar y recoger para su tratamiento.

57.000 barriles al día y 660 pozos: cómo funciona el lado B de Vaca Muerta

El desarrollo en escala de estos recursos implica necesariamente la afectaci√≥n del suelo para las locaciones, caminos e instalaciones, y un consumo importante de agua, del orden de cien mil metros c√ļbicos de agua por pozo, recursos que en el caso de Vaca Muerta no compiten con usos alternativos pero que deber√°n ser cuidadosamente evaluados antes de extender el modelo fuera de la Cuenca Neuquina.El riesgo s√≠smico frecuentemente asociado a las fracturas hidr√°ulicas no tiene fundamento porque el orden de magnitud de la energ√≠a puesta en juego en el fracking (fracturaci√≥n hidr√°ulica) resulta insignificante frente a los sismos naturales (los ejemplos en Estados Unidos mencionados est√°n relacionados con la inyecci√≥n continua por d√©cadas de agua en pozos sumidero profundos, no con desarrollos actuales). 

No obstante, es de buena pr√°ctica el monitoreo s√≠smico continuo de las zonas de operaciones, tal lo implementado en Neuqu√©n como l√≠nea base para comparaciones futuras.Si bien todas las actividades dejan su huella ambiental, las pr√°cticas actuales en perforaci√≥n y producci√≥n aseguran la protecci√≥n del aire, agua y suelo en las zonas de operaciones, en particular las aguas subterr√°neas que quedan protegidas en los pozos por una triple barrera de ca√Īer√≠as. En la eventualidad de un incidente, hay una serie de medidas que permitir√°n reducir los efectos y remediar las consecuencias, siempre en manos de especialistas y bajo supervisi√≥n de la autoridad de aplicaci√≥n.

Fuente: Perfil

1161 lecturas | Ver más notas de la sección Actualidad


NOTICIAS MÁS LEÍDAS de Actualidad