CRUDO: WTI 73,06 - BRENT 74,81   |   DIVISAS: DOLAR 100,25 - EURO: 117,00 - REAL: 20,30   |   MINERALES: ORO 1.779,10 - PLATA: 25,97 - COBRE: 4,16


Pensar la minería más allá de los fundamentalismos a favor o en contra

22/04/2021 | ARGENTINA | Minería | 706 lecturas | 33 Votos



La relación entre la industria minera y desarrollo de los pueblos es una deuda histórica que atiza el conflicto. En tanto, se sostienen banderas en contra de la actividad a veces equívocas.




En 2020 las regalías minera dejaron a la provincia 109.555.451,76 millones de pesos. Aportes adicionales en concepto de fideicomiso, sueldos, entre otros, suman $21.600.707, 36 (de la empresa Livet). El total es $131.156.159,12. A esto también hay que agregarle casi 58 millones de ingreso por canon minero.

En compras de bienes y servicios catamarqueños, la cifra supera los dos billones. Exactamente 2.917.144.387,02. La que mayor aporta en esta variable es la empresa de capital estatal YMAD, con casi 355 millones de pesos. YMAD también es la que más empleo genera, con 433, sobre un total de 941 puestos de trabajo, casi 200 puestos más que en 2018.

El primer punto para pensar la cuestión acerca de la discusión sobre la minería, sería plantear si es posible pensar el mundo sin la actividad minera, en el cual representa el 30% del PBI. Eso parece imposible, no solo en un mundo netamente capitalista como el actual, sino en términos históricos y sobre la base de la condición de desarrollo de la especie. Y teniendo en cuenta los números anteriores y los recursos que posee la provincia, si es posible pensar a Catamarca sin minería.

En Andalgalá, los pobladores prehipánicos fundían bronce en huayras (hornos) y se ha detectado la presencia de arsénico en los yacimientos arqueológicos. Esto, claro está, solo es un ejemplo local de que la minería es, como la tradición textil y alfarera, una actividad también ancestral. Por supuesto, el dato no es una medida para evaluar el impacto ambiental que genera la producción a gran escala del capitalismo. Pero tampoco se puede reducir a una visión capitalista. En los 70, la Unión Soviética estaba entre los primeros países mundiales de producción minera. Es decir, la minería ha estado asociada en todos los sistemas sociales al desarrollo.

Por otra parte, el impacto ambiental y la defensa del agua, son las principales banderas antiminera. Sin embargo, y sin negar el impacto ambiental de la minería, no es la actividad que más contaminación produce, ni la que más agua consume, o la que más contamina el subsuelo.

En Argentina, como en el mundo, la industria más contaminante es la agricultura. Un informe de la FAO indica que “En promedio, en la agricultura se ocupa el 70% del agua que se extrae en el mundo", y las actividades agrícolas representan una proporción aún mayor del "uso consuntivo del agua" debido a la "evapotranspiración de los cultivos”, es decir que el recurso usado se extingue. La FAO  estima que el agua destinada al riego "aumentará un 14% para 2030”. 

Al problema del agua, la agricultura, como se sabe, suma el uso de los agroquímicos. “La agricultura es el mayor productor de aguas residuales, por volumen, y el ganado genera muchas más excreciones que los humanos. A medida que se ha intensificado el uso de la tierra, los países han aumentado enormemente el uso de pesticidas sintéticos, fertilizantes y otros insumos”, dice otro informe de la FAO de 2018.

Sin embargo, aunque se lucha contra el uso de los agroquímicos, nadie hace marchas “antiagricultura” por el agua. Es difícil protestar de un modo fundamentalista contra una actividad de la cual dependemos directamente. El debate en este caso se encamina a buscar alternativas sustentables que disminuyan el impacto y cambiar la lógica de consumo de las poblaciones.

En este sentido, Ricardo Robador, secretario de Medio Ambiente de la provincia, señaló que “con la agricultura tenemos un gran impacto sobre los bosques nativos, es un impacto que viene arrastrado desde cuando se lanzaron los diferimientos. En la década de los 90 se desmontó mucho. También la explotación intensiva del agua subterránea, porque casi todos los grandes proyectos de agricultura funcionan con pozos y bombean, entonces el impacto va sobre el bosque nativo y sobre el agua subterránea”, señaló. (...)

Fuente: Página 12

707 lecturas | Ver más notas de la sección Minería


NOTICIAS MÁS LEÍDAS de Minería