CRUDO: WTI 56,96 - BRENT 67,07   |   DIVISAS: DOLAR 40,20 - EURO: 46,80 - REAL: 10,80   |   MINERALES: ORO 1.335,05 - PLATA: 15,91 - COBRE: 2,89


“No existe una batalla entre térmicas y renovables, deben convivir”

28/12/2018 | ARGENTINA | Actualidad | 442 lecturas | 8 Votos



Ignacio Aguirre, gerente de Desarrollo de Negocio de Wärtsilä, advierte sobre la necesidad de encontrar soluciones integrales que combinen de forma eficiente y flexible tecnologías de generación termoeléctrica y de origen renovable. La apuesta por el storage y la digitalización.




on una narrativa que combina arietes del mundo empresarial con una visión estratégica que deja entrever su costado académico, Ignacio Aguirre, gerente de Desarrollo de Negocio de Wärtsilä para el Cono Sur, se zambulle de lleno en el análisis de los cambios de paradigma que enfrenta al sector de generación eléctrica. A sus 38 años, Aguirre acumula más de seis como profesor de Energías Alternativas en el Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA), casa de estudios de la que se graduó como Ingeniero Mecánico para luego obtener un MBA en la Universidad Torcuato Di Tella.

El ascenso de las fuentes alternativas de generación es el driver que motorizó la transformación de la industria a nivel global. Tecnologías como la eólica y la fotovoltaica ya no sólo ganan espacio por la necesidad de impulsar el desarrollo sustentable del planeta. Hoy lo hacen porque son competitivas, en algunos casos tanto o más que los equipos termoeléctricos. Sin embargo, no es único elemento disruptivo. La transformación se apoya también sobre la digitalización, el desarrollo de dispositivos de storage (almacenamiento) que prometen ganar en potencia en los próximos años y los nuevos software que están cambiando la forma de operar plantas de generación y el sistema en su conjunto.

El ejecutivo de Wärtsilä grafica el fenómeno con un ejemplo. “En la mayoría de los nuevos parques eólicos, cada molino está conectado a una intranet y reporta miles de variables en tiempo real. Los centros de monitoreo ubicados en otro país pueden recopilar la lectura de todos los aerogeneradores de la empresa alrededor del mundo para establecer análisis, tendencias y anticiparse a fallas”, analiza en diálogo con EconoJournal.

La potencia y multiplicidad de los avances tecnológicos implican también un cambio en los roles y el abordaje de los distintos players de la industria. El desafío es pensar el futuro con un enfoque integral, a través de soluciones híbridas que combinen tecnologías termoeléctricas con renovables, storage y sistemas de despacho altamente informatizados. En ese contexto, la Argentina está todavía rezagada, aunque Aguirre destaca el expertise de Cammesa, la administradora del Mercado Eléctrico Mayorista, que ya computarizó el despacho y su planificación. “El potencial de la informática para revolucionar esta industria pesada tradicional es enorme. Si bien hubo un avance impactante en un corto lapso, todavía estamos en pañales”, advierte.

La multinacional de origen finlandés, que en la Argentina se posicionó como el principal proveedor de centrales de motores de alta eficiencia, flexibilidad y rápido arranque, apuesta ahora por liderar en el país esta nueva tendencia que se observa a nivel mundial. “La significativa digitalización de nuestras centrales de motores habilita opciones como realizar cálculos en las plantas híbridas (de motores con paneles solares y/o storage) para anticiparse al pronóstico del clima y actuar en consecuencia reduciendo emisiones, aumentando la disponibilidad del conjunto, y sobre todo, bajando los costos”.

Éste es uno de los pilares que soporta la estrategia de perfilarse hacia las soluciones integrales de generación eléctrica incluyendo tecnología fotovoltaica que pueda sustituirse temporalmente por energía termoeléctrica proveniente de gas, gasoil y fuel oil cuando no haya suficiente generación solar para abastecer la demanda, complementándose con soluciones de almacenaje en baterías y sistemas.

Hace una década, la apuesta principal de Wärtsilä era sumar valor a partir de la flexibilidad, con motores térmicos que competían y superaban a las turbinas en algunos momentos del despacho. Hoy están apostando a posicionar una plataforma más amplia como proveedor de soluciones integrales que incluyen también las renovables y el storage. ¿Cómo se explica ese proceso?

El mundo está cambiando. En 2008, las renovables tenían un costo tres o cuatro veces superior al actual y eran más un deseo de un planeta más ecológico que una oportunidad económica. Debido a su abaratamiento y a la masividad que adquirieron en China, su precio disminuyó. Hoy el desarrollo de las fuentes eólicas o solares ya no dependen de una política de subsidio; avanzan por sí solas. De hecho, con un gas a 3,5 U$S/MMBTU, el año pasado dos tercios de la nueva generación en los Estados Unidos fue renovables y el otro tercio corresponde al conjunto de todas las demás (termoeléctricas, hidráulica, nuclear, etc). Las renovables vinieron para quedarse.

¿Cómo se proyecta el desarrollo del parque de generación en un contexto de mayor producción de gas en la Argentina con una tendencia a incorporar energías limpias?

Nuestra propuesta de valor se asienta en los siguientes ejes. Por un lado, flexibilidad de combustibles. En la última década, ante la escasez de gas, la Argentina debió satisfacer su demanda eléctrica quemando los líquidos y Wärtsilä respondió. En el actual contexto de explotación de Vaca Muerta, podemos ofrecerle destino a esa mayor disponibilidad de gas a precio competitivo utilizándolo para generar energía de forma eficiente y con bajas emisiones, lo cual se vincula con la renovación del parque existente de generación térmica. El otro pilar es la flexibilidad de arranques y paradas, que permite complementar la intermitencia de las renovables en el marco de su creciente presencia, sin incrementar los costos de mantenimiento. En ese sentido, Wärtsilä está incursionando en nuevas tecnologías para el almacenaje energético que habilitan el diseño de plantas híbridas para conjugar generación renovable y térmica con motores. Ello, sumado a las baterías de litio y al software desarrollado por Greensmith —una firma perteneciente al grupo—, da forma a una sólida propuesta de penetración ascendente de energías limpias que se complemente con gas cuando atraviese un faltante.

Fuente: Econojournal

443 lecturas | Ver más notas de la sección Actualidad


NOTICIAS MÁS LEÍDAS de Actualidad