CRUDO: WTI 64,05 - BRENT 71,72   |   DIVISAS: DOLAR 43,00 - EURO: 49,80 - REAL: 11,40   |   MINERALES: ORO 1.283,75 - PLATA: 14,94 - COBRE: 2,93


Montamat, ex secretario de Energía: "La puja Gobierno-Techint se resuelve hablando, la empresa sabe que hay mucho en juego"

01/02/2019 | ARGENTINA | Actualidad | 535 lecturas | 0 Votos



El actual director de YPF en representación del Estado habla del conflicto por el gas de Vaca Muerta, de los aumentos de luz y de la política energética de Cambiemos




En la semana de los cortes masivos, del primer aumento de la luz del año –26% en promedio para el año– y de las tensiones entre el estado y Techint por cambios en los subsidios al gas en Vaca Muerta, Daniel Montamat, ex secretario de Energía (durante el gobierno de Fernando de la Rua) y ex presidente de YPF (de Raúl Alfonsín), aseguró, en charla con Infobae, que el Gobierno se vio obligado por las circunstancias a "restringir el régimen de subsidios". 

Además, cree que el asunto se resolverá con las dos partes "charlando". Cercano a las políticas energéticas de Cambiemos, el ex funcionario es hoy director titular de YPF –en representación del Estado– y defiende la gestión del ex ministro Juan José Aranguren. "Vaca Muerta sigue viva. El desarrollo intensivo del yacimiento, que ya se demuestra a nivel global, sigue en pie. En eso estamos de acuerdo todos. Ahora el mensaje parece ser que no se cumplió con la Resolución 46 y es al revés: para cumplirla el Gobierno tuvo que restringir el régimen de subsidios a los proyectos aprobados y no se pudo extender a otros que estaban en cartera, incluso con la aprobación de la provincia de Neuquén", aseguró en relación a la norma que dictó Aranguren en marzo de 2017. 

Con Tecpetrol hay un interpretación restrictiva de la norma por parte de Energía, que dice que va a pagar el subsidio hasta 2021, pero sobre la curva de oferta que presentaron inicialmente 

– Ese no parece ser el centro del debate. Tecpetrol dice que el Gobierno incumple acuerdos establecidos. 

– El presupuesto es limitado y el plan es concentrarlo en los proyectos aprobados, pero se va a pagar. Con Tecpetrol hay un interpretación restrictiva de la norma por parte de Energía, que dice que va a pagar el subsidio hasta 2021, pero sobre la curva de oferta que presentaron inicialmente. Es una cuestión técnica que, en su momento, dilucidará la Justicia. La empresa quiere que le paguen por todo, por toda su  producción desde 2017. En una interpretación amplia, creo que el subsidio tiene que alcanzar la producción, que superó la curva de oferta presentada en 2017. 

– Entonces, usted considera que Techint tiene que cobrar subsidios por todo el gas producido hasta el momento. 

– Creo que hay dos interpretaciones de la norma. Tendrá que dirimirse en las instancias que sea, primero será la administrativa y luego la judicial. Están ambas opciones sobre la mesa. – ¿Como especialista, cuál de los dos cree que está más cerca de tener razón? – Me encantaría tener recursos presupuestarios suficientes para cumplir con la interpretación laxa y para extender el régimen promocional a otros proyectos… 

– Pero eso no pasará, no hay recursos suficientes… 

– Soy consciente que la contrapartida de esto, que nadie menciona, es que los subsidios no son un "pagadios", los financian los argentinos. Si eso no alcanza, y no hay financiamiento externo, se paga con el peor de los impuestos: emisión inflacionaria, papel pintado. Se optó por el camino que permite satisfacer, de la manera posible, los compromisos asumidos. 

– ¿Cree que se cambian las reglas de juegos y que se puede afectar la credibilidad de Vaca Muerta, como dicen algunas de las empresas del sector? 

– El Estado hubiera hecho eso si extendía el régimen a otros proyectos. Trataron de adecuarse, en función de las restricción presupuestarias, al cumplimiento de las reglas del juego. Decir que el tema de la Resolución 46 puede traer consecuencias significativas sobre Vaca Muerta es no entender que ese desarrollo intensivo tiene una etapa de incentivos iniciales, pero que luego dependerá de costos y precios de referencia internacionales. 

– Concretamente, Techint dice que sí hay cambio en las reglas del juego. 

– Lo sé, pero el Gobierno entiende que hizo una interpretación restrictiva de las reglas del juego en función de las cotas presupuestarias del régimen. Veremos cómo se soluciona. El Gobierno habla de una curva de 8 millones cúbicos por día y que van pagar por eso. Techint calcula un daño de unos USD 150 millones, pero llevan enterrados en esta apuesta USD 2.000 millones y eso hay que reconocerlo. Hicieron un desarrollo que permite exhibir la potencialidad de Vaca Muerta traducida en realidad a los ojos del mundo. 

– ¿Cómo termina este asunto? 

– Esto se resuelve hablando. La empresa sabe que hay mucho en juego. Hay que charlar y habrá concesiones recíprocas. Pagar más cara la electricidad cuando hay cortes es como que digan que bajó el índice del delito cuando dos motochorros te robaron el celular. Pero la realidad es que los cortes son menos y más cortos 

– En medio de cortes, mañana aumenta otra vez la luz, la primera de cuatro subas del año. 

– Pagar más cara la electricidad cuando hay cortes es como que digan que bajó el índice del delito cuando dos motochorros te robaron el celular. Pero la realidad es que los cortes son menos y más cortos. Hoy, el costo de la generación eléctrica mayorista tiene subsidios generalizados. El año pasado, con la devaluación, llegaron a casi el 50 por ciento. Hay 4,4 millones de argentinos que reciben tarifa social, que es un subsidio directo. Pensar en retrotraer los aumentos es volver a los subsidios y eso, sabemos, lo pagamos todos. 

– ¿Está de acuerdo con la política energética de Cambiemos? 

– En términos generales, sí. Pero en la largada se le tendría que haber dicho a la gente que la víscera energética heredada, por decirlo metafóricamente, tenía cáncer. De saberlo, la sociedad hubiera asumido el diagnóstico y entendido que el tratamiento traía efectos colaterales. 

– ¿Se equivocó Aranguren? 

– Tuvo que hacer de oncólogo en el primer año de gestión. Fue por algo gradual, con tarifa social, para proteger a los más vulnerables de los reacomodamientos traumáticos. Pero el diagnóstico inicial estuvo mal. Se recibió un sector energético descapitalizado, intervenido, con reglas discrecionales y con subsidios de USD 19.000 millones. Ahora se está recapitalizando el segmento, con entes regularizados, con un déficit que pasó de USD 7.000 a menos de USD 3.000 millones, y con algunas mejoras en la calidad de servicio que se van a percibir en un tiempo. Todavía hay muchos cortes: hay que dar señales más contundentes en materia de calidad de servicios. 

Fuente: Infobae

536 lecturas | Ver más notas de la sección Actualidad


NOTICIAS MÁS LEÍDAS de Actualidad