CRUDO: WTI 73,06 - BRENT 74,81   |   DIVISAS: DOLAR 100,25 - EURO: 117,00 - REAL: 20,30   |   MINERALES: ORO 1.779,10 - PLATA: 25,97 - COBRE: 4,16


Qué rol deben cumplir la industria y la investigación científica nacional para potenciar la transición energética

11/06/2021 | ARGENTINA | Actualidad | 287 lecturas | 0 Votos



Los investigadores Diego Roger y Federico Nacif y la arquitecta especializada en eficiencia energética, Bárbara Brea, analizaron las complejidades de la articulación entre la ciencia y la industria y la necesidad de considerar con más fuerza la variable de consumo energético para promover el desarrollo nacional hacia una matriz renovable.




¿Qué lugar ocupa Argentina en el mundo como país productor de energía? ¿Qué hace falta para vincular la soberanía nacional respecto de los recursos naturales con la tecnología necesaria para avanzar hacia una matriz limpia? ¿Cómo robustecer la variable medioambiental en la racionalidad industrial? Para dar respuesta a estas preguntas, el Instituto de Energía de Buenos Aires (IDE), organizó el seminario 

“La transición energética como oportunidad de desarrollo nacional” en el que disertaron Diego Roger, investigador del Programa Institucional Interdisciplinario de Intervención Socio Ambiental; Bárbara Brea, arquitecta especializada en eficiencia energética, y Federico Nacif, coordinador de Vinculación Tecnológica InnovaT-CONICET. Energía e industria “Necesitamos pensar la transición energética junto al complejo industrial que no está particularmente reñido con pautas de medioambiente y biodiversidad. Las políticas industriales interpretan el consumo energético como algo separado. Pero ocurre que si Argentina quiere alcanzar una matriz basada en energías renovables va a ser necesario construir centrales hidroeléctricas, solares, eólicas, nucleares, etc.”, manifestó Diego Roger. 

En sintonía, Bárbara Brea también se refirió a una situación de incompatibilidad: “Las instalaciones industriales no están pensadas modularmente. Tampoco se tienen en cuenta las capacidades de carga porque sencillamente no son conceptos que entren en la racionalidad industrial. Tampoco se cuantifica la energía que se necesita para producir. Se prenden todas las máquinas, por inexistencia de modularidad, y eso hace que no se vea relación entre la producción y la energía consumida, cuando se trata en realidad de factores que deberían ir de la mano”. (...)

Fuente: Econojournal

288 lecturas | Ver más notas de la sección Actualidad


NOTICIAS MÁS LEÍDAS de Actualidad